Delta Birding Festival 2016 – a posteriori –

La tercera edición del Festival DBF fue un éxito. Hubo de todo, aves, figuras internacionales y nacionales de primera fila e incluso un temporal y mas lluvia de la caída en meses. Pero así es el final del verano!

DBF 2016

Participé, como en el año anterior, dando una charla sobre la identificación de las aves por sus cantos y posterior salida al anochecer para escuchar el paisaje sonoro. El éxito de público que desbordó la sala sorprendió a mas de uno de los organizadores del evento, en un festival en el que domina una forma de acercamiento a las aves: la observación, la contemplación visual, con una amplia muestra de telescopios, prismáticos, material fotográfico y vídeo, digiscoping, además de una creciente oferta de puntos de observación para disfrute de aficionados a la naturaleza, dirigida sobretodo para fotógrafos profesionales y aficionados. Sin olvidar la presencia de libros bellamente ilustrados, guias de campo, etc.

En toda la feria, únicamente dos grabadoras de audio expuestas en una vitrina, algo miméticas, entre cámaras y objetivos: la OLYMPUS LS100 y la OLYMPUS LS-P2. Dos grabadoras pequeñas con interesantes funciones, posibilidad de grabar mediante un par (o tres la P2) de micrófonos propios, entrada mini-jack o conectar micrófonos profesionales. Pero seguramente muy poca gente las vió y se interesó por ellas, ya que hay muy poco conocimiento todavía sobre la existencia de este tipo de material. Mis primeras impresiones de estas grabadoras, desde el punto de vista de la grabación naturalista.

Hasta hace unos años, no demasiados, adentrarse  en el mundo sonoro de las aves requería mucha paciencia y horas de campo, que siguen siendo necesarios, pero además, adquirir guías sonoras en forma de cintas de cassette, después fueron CDs, y mas tarde los incómodos CD-roms, etc. Actualmente,  existen numerosas maneras de escuchar grabaciones y llevarlas al campo muy facilmente. Además, desde el ordenador podemos acceder a muchas direcciones con  archivos sonoros. Y por si esto no fuera suficiente, tenemos la posibilidad de crear espectrogramas de los audios, es decir, una imagen del sonido que nos ayuda a interpretar, a comprender, de una forma intuitiva, lo que estamos escuchando.

El canto de la cogujada común, por cierto abundantes sus llamadas alrededor nuestro durante el Festival, está formado por silbidos puros, con vairaciones de tono, modulados. Suena algo estridente, sin reverberación en el espacio abierto. La imagen es de unas lineas de trazo fino con rápidas ondulaciones.

sng_galcri

Las llamadas de la focha común son breves toques de rompeta, repetidos. El espectrograma nos da una imagen compuesta por líneas paralelas muy juntas: armónicos y subarmónicos que le confieren esa tonalidad nasal o de trompeta.

sng_fulatr

 

Cuando el sonido producido por un ave no tiene una cualidad musical, el sonograma nos da una imagen algo borrosa, como un manchón: el sonido está formado por muchas frecuencias inarmónicas. Es el caso de las llamadas del ánade azulón

sng_platy

 

LogoCC_88x31