Olympus LS-100 y Olympus LS-P2 –

Dos opciones de grabadoras portátiles muy interesantes para el naturalista –

Que el hecho de conocer los cantos y las vocalizaciones de las aves es un factor importante en la identificación de las especies es algo que ya nadie discute. Y si bien existen cada vez mas materiales para ayudar al naturalista a adentrarse en este campo, la identificación de oído parece quedar relegada al saco de los imposibles.

No hay mejor manera de aprender a conocer las especies por sus cantos que escuchar repetidamente. Y para ello, obtener grabaciones es una buena práctica porque nos obliga a estar atentos en el campo y a escuchar el material posteriormente. Y a menudo de forma repetida.

Pero hasta hace poco parecía que la grabación de sonidos en el campo exigía disponer de materiales profesionales y de alta calidad y precio. Sin embargo, recientemente están surgiendo grabadoras pequeñas y asequibles con prestaciones muy interesantes que incluyen micrófonos o también la opción de conectar tomas externas.

Durante el Festival de las aves DBF’16 que tuvo lugar en septiembre 2016 en el Delta de l’Ebre observé que únicamente una marca con material óptico presentaba material de grabación: OLYMPUS. Tuve entonces la ocasión de probar sus dos modelos de grabadoras expuestos: LS-P2 y LS-100. Se trata de grabadoras pensadas para grabar música y ayudar a los artistas a trabajar en sus composiciones o incluso tener un pequeño mini estudio portátil. Todavía nadie ha pensado en los naturalistas, no nos engañemos! Pero podemos aprovechar bastante bien las prestaciones que nos ofrecen estas grabadoras de música exigentes con la calidad de los micrófonos.

A continuación describo las impresiones de los dos modelos, sin entrar a valorar las muchas otras posibilidades que tienen como grabadoras de música, pistas, etc.

Se debe tener en cuenta que los micrófonos de las grabadoras, aunque sean sensibles y de buena calidad, no estan creados para captar sonidos que se encuentran a gran distancia. Se trata de grabadoras de proximidad, muy útiles cuando salimos al bosque y queremos captar los cantos o reclamos que escuchamos ocultos en la vegetación cerca del camino.

Otro detalle a destacar es la necesidad de colocar un protector de viento siempre que se esté en exterior. Existen protectores de espuma económicos de diferentes tamaños que protegen bastante y minimizan el ruido del viento en los micrófonos y que nos puede arruinar toda una mañana de grabación.

 

OLYMPUS LS-P2

 

Una pequeña grabadora que me ha sorprendido muy favorablemente. Aparentemente es un dictáfono, pero es mucho mas que esto. Tiene un atractivo diseño, es de pequeño tamaño y muy ligera.

Aspectos que encuentro interesantes para los naturalistas:

+ El menú es intuitivo y fácil. Se enciende y se llega a la pantalla de grabación rápidamente.

+ La opción de grabación manual, sin seleccionar un escenario, permite grabar en archivos de alta calidad sin compresión.

+ VCVA, que desactiva la grabación y se queda en pausa cuando no hay sonido (aunque no he visto si se puede regular el nivel de dB que dispara la grabación). Opción que puede ser útil para dejar en el campo a la espera de vocalizaciones de interés.

+ Entre las diferentes escenas, hay que elegir la mejor en cada situación, pero en general sorprende la sensibilidad de los micrófonos.

+ La existencia de un tercer micro central y la posibilidad de abrir o cerrar la apertura de los dos micros laterales para capturar biofonías o cerrar los micrófonos hacia un objetivo mas puntual.

+ La alimentación, con una sola pila recargable y la conexión USB, sin cables!

Me gusta menos:

– El nivel de grabación manual no permite obtener registros de objetos alejados, hay que ir a opciones de nivel automático.

– Las diferentes “escenas” sólo permiten grabar en formato mp3. Este formato es útil en largas grabaciones de paisajes sonoros pero se pierde calidad.

– El control de nivel de salida de los auriculares

Conclusión:

Una buena opción para aquellos naturalistas que quieren obtener grabaciones puntuales, ocasionales, de proximidad, por ejemplo de viaje para un ambiente con una fauna poco conocida y sin añadir demasiado equipo al que ya “imprescindible” (binoculares, cámara, objetivos, guías de campo , trípode …).

Pero también es una buena opción para llevar siempre en el bolsillo para poder hacer aquellas grabaciones que surgen al azar y que ahora muchos hacemos con el móvil. Con esta ligera y pequeña grabadora ganaremos mucho en calidad de los archivos y prestaciones.

 

OLYMPUS LS-100

+ A primera vista atrae por su diseño, el tamaño y el peso ligero (este factor es importante). También el material, aluminio en lugar de plástico.

+ Encuentro muy acertado los controles con botones de los niveles de grabación a la derecha y de escucha a la izquierda, agradables de manipular pero que a la vez mantienen la posición difícilmente alterable por error. Dan una impresión más profesional que los controles de otras grabadoras como ZOOM H4N

+/- La batería de Ni-Cd es más ligera que la opción de pilas AA o AA recargables y además permite ser cargada en un ordenador o dispositivo USB. Por otra parte, esta opción obliga a tener una segunda batería de repuesto (de hecho, es el mismo que con las cámaras de fotos). La duración de la batería no parece ser sensiblemente diferente de las grabadoras similares con 2 AA.

+/- El aparato se enciende y está a punto rápidamente, algo muy positivo. Hay que seguir el menú para indicar las opciones de grabación (entrada, sensibilidad, carpeta). Sin embargo, cada vez que el aparato se enciende hay que seguir estos mismos pasos, lo cual es un poco engorrosa y enlentece el proceso, se pierde la inmediatez tanto útil a menudo en el campo. Si se puede crear un perfil al que acceder directamente, no lo he sabido encontrar.

– Otro inconveniente es el color negro de la pantalla que dificulta mucho la visión. La pantalla se enciende tocando cualquier botón durante la grabación, pero esto supone un pequeño ruidito que queda registrado.

++ La grabación que se obtiene con los micrófonos integrados es de buena calidad, creo que mejor que la de otras grabadoras similares, y tanto quedan grabadas las débiles y agudas voces de los pájaros situados a unos pocos metros, los ruidos débiles que pueden hacer picoteando en una rama, como las voces más potentes de algún pájaro situado detrás de mí o el tránsito a unos cientos de metros. También me gusta la existencia de los dos indicadores peak (uno por cada canal) que se encienden claramente cuando la señal de entrada satura. Esto compensa la poca visibilidad de la pantalla en el exterior.

+ La disposición en ángulo de 90º da una bonita imagen estéreo, una imagen ambiental abierta, aunque quizás le falta presencia central. Grabando pájaros es bastante fiel y se pueden seguir los individuos en sus deplazamientos por los árboles.

+ Una utilidad interesante es que puede hacer la función de micrófonos conectados al ordenador. O como entrada de sonido para una grabadora de video

+ He hecho alguna prueba con micrófonos externos y el resultado también ha sido bastante satisfactorio. Un pequeño inconveniente es que no existe la opción de linkar los canales de escucha y cuando se graba con un único micro se escucha únicamente por un canal.

Conclusión:

Un aparato muy interesante por su calidad audio, tanto con los micrófonos internos como en los externos. También por el tamaño y ligereza, parece bastante robusto, tiene una memoria interna de 4GB, permite grabar en formatos de alta calidad. Valoro positivamente los botones de control de niveles, los indicadores de peak luminosos, muy útiles en la oscuridad pero también de día. También, aunque no lo he mencionado antes, la facilidad de acceso a las grabaciones para reproducirlas rápidamente o, eventualmente, para borrarlas.

Como inconvenientes, supongo que subsanables con el uso, el menú un poco engorroso si se quiere grabar rápidamente y el color negro de la pantalla.

En definitiva, para aquellos que se inician y quieren ir haciendo una pequeña librería de sonidos y compartir las grabaciones en la red, esta es una muy buena opción, mejor que otras grabadoras existentes en el mercado. Y para aquellos que ya disponen de material más profesional, una muy buena opción como grabadora de apoyo.

Y los precios son muy asequibles!!!